“Su hija tiene el Síndrome de Treacher Collins”. Ese fue el diagnóstico que los médicos les dieron a mis padres nada más nacer, hace 41 años. Este síndrome es una enfermedad rara y apenas se conocen casos,  así que imaginaos el disgusto de unos padres  cuando te dicen una cosa así. Yo nací en Valladolid  y allí no había ningún especialista. Cuando tenía 3 meses decidieron llevarme a Madrid,